Toda solución analítica tiene como objetivo satisfacer los requerimientos de obtención de información de los usuarios para la toma de decisiones. Sin embargo, este no es el único objetivo a tener en cuenta. Existen otras cuestiones que debemos tener en cuenta y que son tan o más importantes que el mero hecho de satisfacer los requerimientos de los usuarios.

Uno de ellos es la mantenibilidad de la solución tecnológica, tal y como se indica en el artículo «Calidad en un sistema de BI – Un beneficio para todo«. En este artículo se plantea el conflicto entre estos dos objetivos.

 

Satisfacción del usuario

La importancia de satisfacer al usuario va más allá del mero hecho de que la solución tecnológica cumpla con los requerimientos.

Un proyecto que no dé al usuario aquello que necesita, es un proyecto que no será utilizado por el usuario. Y por tanto, un fracaso rotundo. De ahí la importancia de satisfacer los requerimientos de usuario.

No obstante, debemos plantearnos siempre la necesidad real de ese requerimiento si no queremos estar altamente condicionados por los requerimientos. Es decir, el mero hecho de que un usuario indique que algo es importante no significa que realmente lo sea. Una lista de deseos del usuario no es motivo suficiente para hipotecar otros objetivos de un proyecto que pueden ser tan o más importantes que los requerimientos de usuario.

En el caso de una solución analítica genérica, podemos aplicar customizaciones para satisfacer algunos requerimientos de usuario concretos. Pero, ¿cómo afectaría esto al proyecto en el futuro?

Mantenibilidad

Un proyecto tecnológico no se acaba en el momento en que éste se entrega. Después de poner el proyecto a disponibilidad de los usuarios, empieza la fase de mantenimiento.

En esta fase, hay que realizar tareas correctivas y evolutivas que requieren la modificación de la solución tecnológica. Estas modificaciones tienen un coste que se cuantifica en términos de mano de obra y a la postre en un coste económico.

La mantenibilidad indica el grado de facilidad del mantenimiento de una solución. A mayor grado de mantenibilidad, menor coste de mantenimiento. Por tanto, es muy importante mantener un grado de mantenibilidad alto. De esta manera, conseguimos reducir el coste de las tareas de mantenimiento, tanto correctivo como evolutivo. Y debemos tener en cuenta que esta fase acaba siendo la que se dilata más en el tiempo, por muy largo que haya sido el periodo de desarrollo de un proyecto.

Conflicto entre objetivos

La mantenibilidad está reñida con otros objetivos de todo proyecto informático como pueden ser la eficiencia y la satisfacción completa de los requerimientos de usuario.

Un ejemplo clásico de requerimiento de usuario en una solución analítica es el de la construcción de un informe que obtenga una información concreta en el mínimo tiempo posible.

Ante este requerimiento es importante plantearse un par de cuestiones:

Ante estas dos cuestiones, debemos valorar qué es más importante: Ofrecer una respuesta rápida al usuario (reduciendo el grado de mantenibilidad de la solución analítica) o mantener un grado de mantenibilidad alto en nuestra solución (aunque ello implique la no satisfacción del usuario).

Mi opinión es que, dentro de lo que sea posible, se debe hacer un esfuerzo por mantener el grado de mantenibilidad de una solución analítica, intentando minimizar las customizaciones. Para ello es muy importante comunicar correctamente los objetivos tanto a los usuarios como a los sponsors del proyecto (para buscar su apoyo en la mediación con los usuarios). De esta manera conseguiremos contener el coste de mantenimiento de la solución analítica, que no deja de ser otro objetivo clave.

Conclusión

La satisfacción de los requerimientos de usuario es uno de los objetivos primordiales en todo proyecto de creación de una solución analítica, aunque no el único.

Mantener un grado de mantenibilidad alto permite reducir los costes en la fase de mantenimiento de un proyecto. Y reducir los costes es un objetivo de vital importancia.

Existen conflictos entre objetivos, como puede ser entre la satisfacción de los requerimientos de usuario y la mantenibilidad de una solución.

La comunicación efectiva de los objetivos a sponsors y usuarios nos permite negociar las posibles situaciones de conflictos entre objetivos.