Analizar datos implica, generalmente, el acceso a una gran cantidad de datos. Por otra parte, para poder obtener una visión analítica completa es necesario disponer de datos a nivel de detalle. Esto permite tanto el análisis a alto nivel como la navegación a niveles inferiores de los datos (drill down) para identificar información que requiere una especial atención a nivel operacional.

Sin embargo, disponer de datos a nivel de detalle penaliza en gran manera el rendimiento de las consultas. Cuando tenemos grandes volúmenes de datos las consultas pueden tardar tanto que la obtención de resultados puede ser inviable dentro de los plazos requeridos por el usuario.

En estas situaciones, es necesario trabajar con datos agregados.

Agregación de datos

Los datos agregados son una visión a alto nivel de los datos disponibles a nivel de detalle. La información agregada debe corresponder exactamente al resultado de una consulta agregada sobre a los datos de detalle. La violación de este requerimiento da como resultado incoherencias en la información obtenida, y por tanto invalida la validez de esos datos agregados.

Disponer de agregaciones de datos permite formular las consultas a partir de dichas agregaciones en lugar de a partir de las tablas de detalle. Al tratarse de tablas con un volumen de registros menor, el tiempo de acceso a las tablas es menor. Además, al incluir los resultados de funciones de agregación, éstas no son necesarias en tiempo de ejecución de las consultas. Todo ello conlleva una mejora del rendimiento de las consultas al utilizar tablas agregadas respecto al uso de tablas de detalle.

Gestor de agregados

Al disponer de tablas agregadas, es necesario identificar la tabla de datos a incluir en la consulta. Esta función es la que debe realizar el «Gestor de agregados».

El gestor de agregados es un elemento que tiene como función principal decidir la(s) tabla(s) a utilizar en la creación de una consulta para acceder a los datos requeridos por el usuario. Este elemento puede ser llevado a cabo por tres diferentes entidades:

A la hora de decidir la política de agregados, es muy importante tener claro quién va a asumir el rol del gestor de agregados. La tecnología a utilizar puede depender de ello.

Mantenimiento de agregados

El uso de agregados requiere una revisión periódica, algo que no ocurre en sistemas de información asociados a aplicativos.

El conjunto de agregados en un sistema analítico debe estar alineado con los requerimientos de acceso a la información por parte de los usuarios. Si los requerimientos cambian (e.g. Inicialmente los informes agrupaban la información por año, pero a posteriori éstos son necesarios a nivel de mes), es muy posible que las tablas agregadas no proporcionen los beneficios para los nuevos requerimientos (en el ejemplo anterior, una tabla agregada a nivel de año quedaría invalidada para dar respuesta a las consultas por mes, y la consulta tendría que realizarse a partir de las tablas de detalle).

Por tanto, es necesario hacer un seguimiento de los requerimientos de acceso a la información por parte de los usuarios. Al detectar cambios, deberemos identificar posibles cambios en el conjunto de agregados e implementar esos cambios para que no haya un impacto en el usuario.

Conclusión

El uso de agregados permite mejorar dramáticamente el rendimiento de las consultas en un sistema analítico. De hecho, puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso de una solución analítica.

El gestor de agregados es el componente inteligente que determina el acceso a los datos (bien sea a tablas agregadas o a las tablas de detalle). La lógica puede definirse a varios niveles: Usuario, herramienta de BI y base de datos. Cada una de ellas tiene sus pros y sus contras. Determinar la opción adecuada en cada solución es una tarea clave para el éxito de la solución analítica.

Los agregados son parte de una solución dinámica. Es decir, puede cambiar con el tiempo. Es necesario realizar un seguimiento de los requerimientos y del histórico de consultas para determinar cambios en éstas, para así poder redefinir los agregados en el caso que esto sea necesario.

Todo diseño de una solución analítica debe incluir un módulo de agregados. De no ser así, existe un gran riesgo de fracaso del proyecto. Si ya dispones de una solución de BI, asegúrate de disponer de la documentación del módulo de agregados. En el futuro puede ser que la necesites.