Cómo tomamos las decisiones en nuestro día a día? En qué nos basamos? Son estas decisiones fundadas o son tan solo el mero fruto de la experiencia y la intuición?

Toma de decisiones con fundamento

Cuando debemos tomar una decisión, sea en nuestra vida privada o en el trabajo, es muy importante basarnos en hechos con fundamentos. Dejar la elección de nuestros actos futuros a la intuición y la inspiración conlleva riesgos que debemos asumir. Dado el caso que de nuestra elección deriven resultados negativos, podemos justificar esa decisión bien ante otras personas bien ante nosotros mismos? Sin una decisión fundamentada, nos quedamos sin argumentos para dicha justificación. Pero no se trata tanto de un caso de justificación como de ser capaz de tomar las decisiones a priori acertadas en cada caso.

Transformación de las organizaciones

Dentro del mundo de las organizaciones, constantemente se toman decisiones, tanto a nivel ejecutivo, como táctico como operacional. Cuando se habilita a los trabajadores de una organización para que puedan tomar decisiones fundadas en hechos reales más que en su propia experiencia o intuición, estamos transformando esa organización. Dicha transformación conlleva múltiples beneficios. Algunos ejemplos son:

  • El índice de aciertos respecto a fallos en las tomas de decisión aumenta por el hecho de estar soportadas por una justificación basada en hechos.
  • Los empleados pueden tomar decisiones con unos riesgos más controlados. Esto conlleva un menor impacto en el caso de decisiones erróneas, que a la larga debería ser compensado por el incremento de aciertos.
  • El nivel de presión en la toma de decisiones disminuye. Por tanto, las decisiones son menos conservadoras, lo que trae consigo un aumento del beneficio en el caso de decisiones acertadas.
Cuando una organización se transforma, da un paso al frente en términos de eficiencia. Esto se puede traducir en optimización de recursos y procesos, reducción de costes e incremento de beneficios económicos, por ejemplo.
Dentro del mundo empresarial, con una voraz competencia por obtener cuotas de mercado y con una innegable presión por aumentar los beneficios, el uso de herramientas que permitan la toma de decisiones inteligente supone un soporte esencial en dicha carrera por escalar posiciones con respecto a sus competidores.

Conclusión

  • La inteligencia de negocio permite dotar a una organización de la capacidad para la toma de decisiones inteligente.
  • Las organizaciones que quieren sobrevivir a medio y largo plazo ya están aplicando técnicas de inteligencia de negocio para poder transformar su organización en esa dirección.
  • Las empresas que no se adapten, acabarán por desaparecer.
Para conocer más acerca de la inteligencia de negocio, podéis leer el artículo de este blog Introducción a la inteligencia de negocio.

Para cualquier consulta, puedes contactar conmigo.

Si quieres conocer más acerca de la inteligencia de negocio, no dudes en suscribirte.

Deja un comentario